Renovarse o Morir

Aquí encontraras bocetos para un viaje en busca del estilo... Que luego tendrás que aplicarlo a tu propio estilo en tu propia vida...Donde la importancia de ser uno mismo es fundamental para encontrar tu estilo propio. Un Profundo itinerario del momento de la moda que vivimos, consejos sin fecha de caducidad, hablaremos de diseño, modas, celebridad, arte, gastronomía, cine, mercadillos más in, fotografía, música, de la calle, nuevas tecnologías, rincones secretos, cuidades que visitar y de lo que caracteriza nuestros días. Queriendo haceros llegar este regalo, abordando la moda más allá de lo que se agota y renueva cada seis meses, cada temporada. Y sonrió al pensar que las opiniones y consejos que TODOS aquí ofreceremos perdurarán más que la ropa en los escaparates.



"La moda pasa de moda, el estilo nunca"


Coco Chanel







martes, 14 de septiembre de 2010

KARL LAGENFELD...El Kaiser... Intrigante, pero con humor.


 My Lovely Lioness se pregunta: ¿Pueden subsitir las firmas místicas de la Alta Costura más allá de las desaparición de sus creadores?

Pues el ejemplo más espectacular es el de Karl Lagerfeld y su reposición de la legendaria firma Chanel. Cuando Murió Cocó Chanel el mundo de la industria se preguntaba cuánto tiempo aguantarían los talleres de la Rue Cambon sin la "Mano de hierro de mademoiselle". Al principio, la mítica casa fue viviendo por inercia, apoyándose principalmente en la venta de las fragancias y en la boutique. Hasta que en 1983 ocurrió el "Milagro". Karl Lagerfeld revitalizó de una forma impetuosa y brillante el estilo de la Casa conservando los signos de identidad más clamorosos que distinguían a la marca: Las perlas, los zapatos salón con puntera de charol, las camelias blancas, los bolsos "Matelassé", las cadenas doradas, rejuveneciendo todos estos detalles con un toque moderno.

My Lovely Lioness os lleva hoy a un nuevo viaje por el mundo de este diseñador con una gran seguridad en sí mismo... Karl Lagerfeld nació en Hamburgo en el año 1938. Hijo de padre suizo y madre alemana vivió en su ciudad natal hasta los 14 años, cuando los negocios de su padre llevaron a la familia a París.


En pocos años se convirtió en el diseñador más emblemático de la moda francesa, a pesar de su descendencia alemana. Desde pequeño ya le interesaba la moda y hasta le intrigaba la forma de vestir de la gente en los libros, en los cuadros y en la realidad. Cuando llegó a París entró rápidamente en contacto con la moda. El secretariado de La Lana Había convocado un concurso de diseños y ofrecía un premio para trajes y otro para abrigos. El premio al mejor diseño de trajes se lo llevó un joven francés que jugaba sus primeras armas de moda, llamado Yves Saint Laurent, el de abrigos Karl Lagerfeld. Tenía entonces dieciséis años. Dejó la escuela primaria y hasta me sorprende cuando se le pregunta si ha estado en alguna escuela de diseño donde ha aprendido a dibujar. "No comprendo por qué hay que aprender a dibujar...Es una técnica. Todo el mundo sabe escribir, ¿Por qué no todos tienen que saber dibujar?

Sin más badaje que la seguridad de sí mismo y su optimismo, trabajó en la Casa Patou durante cinco años. Pero, en esta época, la moda prêt-á-porter encontró su identidad propia y decidió lanzarse al estilismo por su cuenta y riesgo. Su imaginación no encontraba fronteras. Empezó a diseñar para firmas francesas e italianas: trajes, complementos, bolsos, camisas. Promocionó firmas naturales y lanzó al mercado fibras sintéticas. En sus manos todo se convierte en moda. En el año 62, la prensa americana le concedió el premio al mejor estilista extranjero.
Su personalidad inquieta y versátil le llevó a diseñar colecciones muy distintas. Los giros de su moda eran desconcertantes. Desde colecciones románticas y refinadas hasta otras muy agresivas, repletas de exotismo, colorido y detalles "Choc". Hasta que en el año 83 sorprendió con su más importante faceta: se convirtió en el diseñador de la Casa Chanel y, una moda que parecía haberse agotado en sí misma, volvió a adquirir en sus manos una fuerza insospechada.

Cuando en 1983 la casa Chanel le contrató para diseñar tanto los modelos de Alta Costura como los de prêt-á-porter, el número total de tiendas Chanel era diecinueve. En 1990 había aumentado hasta cuarenta. A pesar del éxito que obtuvo desde el primer momento, algunos jerarcas de la Casa no estaban totalmente de acuerdo con muchos de sus excesos y se preguntaban si Cocó habría aprobado algunos de sus accesorios demasiado lanzados o sus insinuantes estampados. Pero Karl recogió pronto velas y supo moverse a gusto de todos. Su colección de Alta Costura de otoño-invierno (1989-1990) presentada en Téâtre des Champs Elyseés a los acordes de "La consagración de la primavera" de Stravinski, que recogía las mejores esencias del estilo de Cocó, fue aclamada como la mejor de las que había presentado hasta la fecha. Como definición de su trabajo Lagerfeld utiliza una cita de Goeth "Hacer un futuro mejor con los elementos ampliados del pasado.

Ha protagonizado auténticos tumultos y desafíos en el mundo de la moda. Como, por ejemplo, cuando en el año 2004 diseñó una colección para H&M y los enloquecidos compradores arrasaron las tiendas donde se vendían los productos del Kaiser. Karl Lagerfeld es un creador superversátil, un autentico "Camaleón de la Moda"como él mismo se define...


My Lovely Lioness tuvo un encuentro con el Kaiser...Después de atravesar la puerta del cuartel general de la casa Chanel, subiendo  por la escalera de moqueta beige tupida y clara, jalonada de espejos se me vino a la mente la imagen donde Cocó, sentada en lo alto de los peldaños, observaba las reacciones del público que veía sus colecciones... Más arriba, en un despacho lleno de telas, croquis, teléfonos, movimiento y vida está Karl Lagerfeld. Su pelo grisáceo se recoge en una coleta, seguramente como tributo a su afición por las épocas doradas de la historia francesa. Por lo demás, su forma de vestir es bastante clásica: Traje azul marino, camisa color fresa y corbata con dibujos cachemir. Al verle actuar en su ambiente, se comprende que este hombre inquieto, nervioso, gesticulante, inteligente, seguro de sí mismo y algo vanidoso que intenta hacer -y casi siempre lo consigue- quinientas cosas a la vez, llegue a diseñar hasta diecisiete colecciones al año. Habla a velocidades supersónicas, se levanta, coge el teléfono, redacta una nota y en medio de este torbellino saluda con exquisita amabilidad. Una capacidad y un tono vital fuera de serie.

Su afición por la Francia de Luis XVI le lleva muchas veces a olvidarse un poco de la realidad, a vestir con prendas refinadas, con camisas de piqué de algodón y hasta con zapatillas de terciopelo con sus iniciales bordadas. Pero eso sólo en sus escasos momentos de descanso, porque Karl Lagerfeld es un trabajador infatigable que crea y dibuja moda a grandes velocidades y le gusta inspirarse con música de fondo de Strauss, Bellini, o Paul McCartney, según las circunstancias. En su agenda de trabajo hay muchas colecciones anuales: para su propia firma, para Chanel, hasta para una cadena de grandes almacenes.

El modisto Karl Lagerfeld ... lanzará una línea de prêt-á-porter para el gran público que se venderá por internet a precios muy asequibles. Un paso más para acercar la alta costura a la calle. Esta iniciativa podría materializarse en la temporada de otoño-invierno 2011-12, "El estilo de masa es mi sueño desde hace mucho tiempo".

My Lovely Lioness... Antes de dejar la Casa Chanel me enseñan el apartamento de Cocó situado en el edificio superior del edificio de la Rue Cambon que es -según las palabras de la persona que me acompaña "Nuestro pequeño Louvre particular". Alguien ha puesto sobre una mesa un ramo de flores blancas. Allí están intactos los 4 negros de Rubens, el canapé de ante donde Cocó solía refugiarse, los famosos biombos Coromandel. Mientras recorro este apartamento me pregunto qué diría Chanel de este hombre inteligente y complejo que ha insuflado nuevos aires a su moda...y pienso que la exigente mademoiselle de la moda, a pesar de su pobre concepto sobre los demás costureros coincidiría con los críticos: Karl Lagerfeld ha dado en el clavo.



My Lovely Lioness se pregunta y os da respuestas a lo que opina sobre la moda y el estilo:

¿Hace falta mucho dinero para vestir bien?
Esta pregunta que me hago es simplemente sencilla...No necesariamente. Con dinero es más fácil, pero sinceramente sin dinero es donde se consigue el estilo propio de cada uno...una mujer puede estar bien vestida con un T-shirt y unos jeans, si sabe llevarlos. En la moda hay lugar para todo el mundo.

¿La moda surge en los talleres y baja a la calle o surge de la calle y sube a los talleres?
A veces nace en la calle y a veces nace en los talleres. No hay reglas. Esto es lo que más me gusta de la moda.

La moda ¿es un arte?
Es un arte aplicada, condicionada por las cosas de la vida cotidiana. No es un arte por el arte. Es un arte para la vida.

¿Consejos que My Lovely Lioness da a las mujeres para que sepan vestir bien?
No Hay consejos. No me gustan las generalidades. Habría tantos consejos como mujeres porque yo voy siempre a las individualidades. Lo único que os diría es: "Mírate al espejo y elije para ti, no para la idea que se crea de sí misma". Hay que admitirse como se es para no vestirse partiendo de malentendidos.


Que tengáis un buen día!!

Lots of Love
My Lovely Lioness





"La elegancia es un concepto físico porque es una actitud ante la vida. Es una manera de ser. Si una mujer no es elegante en sus gestos y movimientos no lo será en sus vestidos"
Karl Lagerfeld

18 comentarios:

Talk to me Girl!!
Gracias por vuestros comentarios!
Thanks for your comments!

MOOD BOARDMANIA...COCO CHANEL.

Coco Chanel*